Tu personal trainer
y asesor nutricional y deportivo

652 818 282

Consejos dietético

Plan de entrenamiento adaptados a tus necesidades

Por Joan Ruano, entrenador personal y asesor dietético

Consejos dietéticos

Nuestro rendimiento depende en gran medida de la alimentación que le proporcionemos, es por ello que somos lo que comemos y si la alimentación es la adecuada nuestro rendimiento físico se vera realmente mejorado. En nuestra alimentación diaria necesitamos consumir todos los principios inmediatos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) de forma equilibrada así como una suplementación acorde a las metas deportivas propuestas.

En esta sección os informare de manera genérica de todo lo más básico relacionado con la nutrición, entrenamiento y la suplementación deportiva.

Las proteínas

Las proteínas son los ladrillos de construcción de nuestro organismo.

Son macromoléculas orgánicas, constituidas básicamente por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. 1 gramo de proteínas produce 4 Kcal.

Las proteínas son los materiales que desempeñan un mayor numero de funciones en las células de todos los seres vivos. Por un lado, forman parte de la estructura básica de los tejidos (músculos, tendones, piel, uñas, etc.) y, por otro, desempeñan funciones metabólicas y reguladoras.

Los aminoácidos se clasifican en esenciales (aminoácidos indispensables que el organismo no produce y deben obtenerse a través de la dieta) o no esenciales (aminoácidos no indispensables que el cuerpo puede producir de forma endógena a partir de otras proteínas).
Existen ocho aminoácidos que se consideran esenciales para los adultos: leucina, isoleucina, valina, treonina, metionina, fenilalanina, triptófano y lisina.

Las fuentes más importantes son la carne, el pescado, los huevos, los cereales, las leguminosas y los frutos secos. La proteína más completa es la que proviene de origen animal, por lo que se aconseja que por lo menos el 50% de las proteínas consumidas sean de origen animal.

Los carbohidratos

Los hidratos de carbono constituyen el combustible principal para la "máquina humana’’.

Los carbohidratos son moléculas compuestas en su mayor parte por átomos de carbono, hidrógeno y oxigeno.

Los hidratos de carbono, o también llamados glúcidos, son la principal fuente de energía en la alimentación y deben aportar alrededor de un 55% del total. Como en el proceso de combustión no desprenden apenas residuos son, por este motivo, los nutrientes preferidos por el cerebro y el sistema nervioso para obtener energía. 1 gramo de carbohidratos produce 4 kcal.

Dentro de este grupo de alimentos que es el más amplio incluimos el pan, los cereales, pastas, patatas, verduras y frutas.

Una dieta pobre en hidratos de carbono agota rápidamente el glucogeno y dificulta toda actividad física.

A menudo, la falta de información hace que se responsabilice a los hidratos de carbono de ser los causantes del aumento de peso, cuando lo importante es en qué cantidades tomamos y con qué otros alimentos los acompañamos.

Las grasas

Las grasas son los elementos de nuestra alimentación que más importancia tienen en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Los lípidos o grasas son biomoléculas orgánicas formadas básicamente por carbono e hidrógeno y generalmente, en menor proporción, también oxígeno. Además ocasionalmente pueden contener también fósforo, nitrógeno y azufre.

Las grasas producen más del doble de energía que las proteínas y los hidratos de carbono, 1 gramo de grasa produce 9 kcal. Por ser un combustible compacto, las grasas se almacenan muy bien para ser utilizadas después en caso de que se reduzca el aporte de hidratos de carbono.

Las grasas son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Proveen los ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir y que sólo puede obtener a través de los alimentos. Las grasas ayudan al desarrollo infantil, control de presión, inflamación, y otras funciones del cuerpo. Sirven como almacén para las calorías extras del cuerpo. También son una fuente importante de energía. Ayudan a mantener una piel y pelo saludables, y a la absorción y transporte por el torrente sanguíneo de las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K).

Existen dos tipos de grasas en función de su saturación:

Grasas saturadas: son las que no poseen dobles ni triples enlaces en su fórmula química. Se encuentran en la grasa de origen animal y en el aceite vegetal de palma y de coco. Es la grasa que se relaciona con el colesterol. Son alimentos ricos en grasas saturadas la mantequilla, margarina, productos de pastelería, galletas, carnes rojas, huevos y marisco, principalmente.

Grasas insaturadas: poseen dobles o triples enlaces. Se encuentran en los alimentos de origen vegetal, a excepción del aceite de coco y palma referidos anteriormente. Dentro de este grupo se encuentran los aceites de oliva, girasol, maíz y soja. Estas grasas se caracterizan principalmente por no aumentar el colesterol e incluso algunos aceites como el de oliva, que es principalmente monoinsaturado, mejoran el perfil lipídico.

Las vitaminas

Las vitaminas son compuestos químicos que el cuerpo del ser humano necesita para llevar a cabo reacciones químicas, que permiten al organismo nutrirse en forma adecuada. Las vitaminas se dividen en dos grandes grupos.

El primero son las que se diluyen en agua y son llamadas hidrosolubles, en este grupo se encuentran la vitamina C y las que forman el complejo B, como: B1, B6 y B12

Vitamina B 1 (Tiamina)

  • Influye en mecanismos de transmisión nerviosa.
  • Su carencia produce: inflamación de los nervios, reducción de los reflejos tendinosos, anorexia, fatiga y trastornos gastrointestinales.

Vitamina B 2 (Ribloflavina )

  • Importante para el metabolismo de proteínas e hidratos de carbono y su transformación en ácidos grasos. Participa en la incorporación del yodo al tiroides.
  • Su carencia provoca: dermatitis seborreica, fatiga visual y conjuntivitis.

Vitamina B 6 (Piridoxina)

  • Esencial en el metabolismo de los ácidos grasos.
  • Interviene en reacciones de transaminacion, descaboxilacion y en el aporte de aminoácidos.
  • Su carencia produce: apatía, depresión, calambres, nauseas, mareo, perestesias, anemia y debilidad muscular.

Vitamina B 12 (Cianocobalamina)

  • Coenzima de diversas reacciones enzimaticas (transferencia de grupos metilo y transformaciones del ácido fólico en folínico).
  • Su carencia provoca: atrofia de la mucosa digestiva y abolición de la sensibilidad profunda.

Vitamina C (Ácido Ascórbico)

  • Papel oxido-reductor.
  • Su carencia provoca: hemorragias, deficiencias celulares, retardo en cicatrización y alteración del tejido óseo.
  • El exceso de vitaminas hidrosolubles se excreta por la orina, por lo que no tienen efecto tóxico por elevada que sea su ingesta, aunque se podría sufrir anormalidades en el riñón por no poder evacuar la totalidad de liquido.
  • El otro grupo esta formado por las vitaminas que son solubles en aceite y se llaman liposolubles, estas son: las vitaminas A, E, D y K.

Vitamina A ( Retinol )

  • Indispensable para el funcionamiento de los tejidos.
  • Desempeña un papel fundamental en la visión.
  • Su carencia produce: conjuntivitis, piel seca y rugosa, visión imperfecta.

Vitamina E ( Tocoferol)

  • Acción antioxidante.
  • Su carencia provoca: distrofias musculares, alteraciones vasculares degenerativas, atrofia testicular, implantación defectuosa del huevo del útero.

Vitamina D (Colecaldiferol)

  • Influye en la función de la glándula paratiroides, aumenta la absorción de sales de calcio y fósforo.
  • Su carencia provoca: raquitismo, alteraciones musculares, reblandecimiento óseo.

Vitamina K ( Filokinona o Antihe morrágica)

  • Interviene en el sistema de coagulación sanguínea.
  • Su carencia provoca: hemorragias.

Las mismas son solubles en los cuerpos grasos, son poco alterables, y el organismo puede almacenarlas fácilmente. Dado que el organismo puede almacenarlas como reserva, su carencia estaría basada en malos hábitos alimentarios.
La carencia de cualquier tipo de vitamina provoca enfermedades y alteraciones metabólicas.
Especialmente importantes para los deportistas son las del grupo B, E y C.

Los minerales

Los minerales inorgánicos son necesarios para la reconstrucción estructural de los tejidos corporales además de que participan en procesos tales como la acción de los sistemas enzimáticos, contracción muscular, reacciones nerviosas y coagulación de la sangre. Estos nutrientes minerales, que deben ser suministrados en la dieta, se dividen en dos clases: macroelementos, tales como calcio, fósforo, magnesio, sodio, hierro, yodo y potasio; y microelementos, tales como cobre, cobalto, manganeso, flúor y zinc.

Os cito los más importantes:

Calcio: Es el mineral mas abundante en el organismo, dado que es un componente fundamental de los huesos. También participa en la transmisión nerviosa y forma parte de la estructura de varios enzimas

Fósforo: Es un componente esencial, junto con el calcio, en la estructura de los huesos y dientes. Forma parte de muchas sustancias orgánicas fundamentales en muchas rutas metabólicas sobre todo en las implicadas en la obtención y transmisión de energía. También en las que mantienen y trasmiten el mensaje genético.

Sodio: Participa en el mantenimiento de la presión osmótica, fundamentalmente en compartimentos extracelulares, en la transmisión nerviosa y en el mantenimiento de equilibrios ácido-base.

Potasio: Participa en el mantenimiento de la presión osmótica, especialmente en el interior de las células, y en la transmisión nerviosa.

Magnesio: Forma parte del hueso. Es también necesario para la actividad de muchos enzimas, especialmente de aquellos que utilizan ATP. En estos enzimas, el Mg está unido realmente al ATP, y no al propio enzima.

Hierro: Forma parte de la hemoglobina (la proteína que transporta el oxígeno en la sangre) y de la mioglobina (que lo hace en el músculo). También forma parte de bastantes enzimas. El organismo es capaz de almacenar cantidades importantes de este elemento como reserva, asociado a una proteína llamada ferritina.

Yodo: Su única función biológica es como componente de las hormonas tiroideas

Zinc: Forma parte de bastantes enzimas, como la carbónico-anhidrasa o la fosfatasa alcalina.

El agua elemento vida

La vida empezó en el agua y sin ésta indudablemente desaparecería.

El Agua es una sustancia muy sencilla, pero posee un conjunto de propiedades que la hacen única lo que, unido a su abundancia, le otorgan una gran importancia en el ciclo biológico del planeta.

El agua compone cerca del 60 por ciento de nuestro cuerpo y posee propiedades físicas y químicas que hacen de esta simple molécula el medio ideal para el transporte de sustancias. Por eso, el agua es fundamental en los procesos de digestión, absorción y distribución de nutrientes lo mismo que el transporte y desecho de elementos tóxicos.

En condiciones normales, necesitamos alrededor de tres litros diarios de agua para mantener el equilibrio hídrico (un litro y medio en forma de bebida y el resto a través de los alimentos). En caso de un esfuerzo físico importante las necesidades de agua aumentan, pudiendo perderse hasta más de dos litros por hora. Es aconsejable, beber antes, durante y después del ejercicio físico, sobre todo en los deportes de larga duración.

Demos un toque de sabor y distinción a nuestros platos gracias a los condimentos

Entendemos como condimentos las substancias alimenticias que utilizamos para sazonar, mejorar o realzar el gusto de los alimentos, haciéndolos más apetitosos, más digeribles, para conservarlos mejor o aun, para complementar o lograr armonía entre todos los ingredientes de la preparación sin alterar el sabor natural de lo que se cocina.Muchas veces abandonamos las dietas por lo aburridas e insulsas que se nos hacen, hay condimentos que nos pueden dar esa ‘’Chispa’’ que necesitamos y de esta forma ayudarnos a hacer más agradables esos platos tan espartanos.Estos condimentos os darán una nota de sabor a vuestros platos y la dieta será sin duda mucho más llevadera.Los condimentos tienen múltiples beneficios al margen del buen sabor que proporcionan a nuestros platos:

  • Aumentan las secreciones digestivas: provocan un incremento en el volumen de las secreciones que normalmente se vierten al conducto digestivo (desde la saliva hasta el jugo intestinal), necesarias para la digestión.
  • Reducen la flatulencia: muchas hierbas aromáticas contienen esencias de acción carminativa, ayudan a disminuir los gases intestinales.
  • Pueden sustituir a la sal: permiten reducir la cantidad de sal que se añade a los alimentos, lo que es muy positivo para hipertensos y quienes padecen insuficiencia cardiaca o renal.

Los condimentos ideales para dar un toque de sabor a los platos de los deportistas

El Limón

Entre todos los cítricos, el limón es quizás el que ofrece más beneficios para la salud. Básicamente, el poder curativo del limón reside en su bajo contenido energético, su nivel equilibrado en sodio y potasio y por supuesto, en la vitamina C. Que el limón posea un número tan escaso de hidratos de carbono es de gran ayuda en las dietas de adelgazamiento; comer limón representa tomar vitamina C sin calorías adicionales. El limón contiene un elevado nivel de potasio y un bajo contenido en sodio, relación ideal para combatir la hipertensión arterial. Para aquellas personas que tienen la presión sanguínea demasiado elevada y deben prescindir de la sal, el limón les servirá de aderezo.El limón es el cítrico por excelencia que ayuda a combatir mas de 200 enfermedades!

La pimienta

La pimienta es considerada como la reina de las especias.Las bayas de pimienta contienen piperín, la substancia que da el típico sabor picante, y muchos minerales salados y esenciales aceites capaces de estimular el apetito y facilitar la digestión (un consumo excesivo puede, por contra, irritar la tráquea digestiva). La mayoría de las propiedades benéficas de la pimienta se pierden rápidamente una vez mólida: a las pocas horas de molerse, se diluye significativamente el sabor del grano y a los pocos días se neutralizan sus propiedades digestivas. Un molido fresco es, de hecho, la única manera de explotar por completo su poder. El grano debe ser sólido y redondo y el molido debe ser uniforme y completo de manera que la especie pueda ser repartida completamente mientras se condimenta.

El ajo

El ajo es un diurético, expectorante y estimulante. Se ha utilizado a lo largo de la historia como un antiséptico.El ajo es un remedio natural que se utiliza para el asma, la tos, dificultades respiratorias, bronquitis, tuberculosis etc. Al parecer dar constratados resultados para combatir reumas. Recientemente se señala que el ajo ayuda a reducir los riesgos de contraer cáncer por sus contenidos antioxidantes como la allicina, la quercitina... Incrementa las defensas del organismo, mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y depurador. Es un antibiótico naturalComo podéis observar los beneficios son innumerables, solo hay un pequeño problema... el mal aliento, pero también hay un remedio.Generalmente los ajos conllevan una digestión pesada, aparte de otros problemas de aliento. Esto problemas se pueden solucionar en parte quitando la semilla central, corta los ajos por la mitad y extrae la semilla con la ayuda de un cuchillo.

El perejil

El perejil es un condimento nutritivo muy a tener en cuenta por el gran aporte de vitaminas que contiene. Grupo A y C.Contiene apiína, el mismo glucósido que se encuentra en el apio y también flavonoides que le confieren una acción diurética; aceite esencial rico en apiol y miristicina que le otorga propiedades emenagogas (estimulan la menstruación), vasodilatadoras y tonificantesEl perejil es un buen remedio contra la retención de líquidos, grados leves de insuficiencia renal, inapetencia, convalecencia y agotamiento físico.Junto con el ajo da un gran sabor a muchos platos!

Los Frutos Secos y sus cualidades

Los frutos secos aportan a la dieta grasa poliinsaturadas muy valiosas, ya que constituyen una buena fuente de energía. En general, estos frutos tienen mayores y mejores propiedades energéticas que las que tiene la carne.

Ricos en proteínas, fibras, minerales como el hierro, calcio, zinc, cobre, fósforo, potasio y selenio, vitaminas como la E, B1 (tiamina), B2 (riboflamina) y B6 (piridoxina), los frutos secos agregan a sus propiedades, la particularidad de aportar al organismo ácidos grasos insaturados (mono y poliinsaturados), ideales en la prevención de afecciones cardiovasculares.

Almendras: Contiene fósforo, potasio, magnesio, calcio, hierro, azufre, cloro, aluminio, manganeso, cobre, cinc, vitaminas, A,E, B1, B2, y P.

Mejora problemas del sistema nervioso y es desinfectante a nivel intestinal.

Piñones: ricos en grasas, magnesio, hierro y fósforo. Se emplea en las anemias, para el cansancio.

Pipas de calabaza: Disminuyen la inflamación de la próstata. Contienen 50% de grasas, ricas en vitaminas A, E y F. Poseen mucho fósforo, magnesio, hierro y cinc.

Avellanas: Ricas en proteínas, hidratos de carbono y sobre todo en calcio, hierro, fósforo, magnesio, potasio, ácido fólico y vitaminas E, D Y B2.

Pistachos: Rico en aportes minerales como potasio, calcio, fósforo y hierro, siendo importante su contenido en ácido fólico.

Cacahuetes: Proporciona una cantidad de calcio, hierro y vitaminas del complejo B nada despreciables.

Anacardos: Son muy ricos en proteínas y oligoelementos, y destaca su alto nivel de magnesio y vitaminas B1, B2.

Pipas de girasol: El fruto seco con mayor cantidad de vitamina E, ácido fólico, tiamina, ácido pantoteico y hierro.

Nueces: Aportan: fósforo, hierro, calcio, magnesio, potasio y cobre, ácidos grasos poliinsaturados que contribuyen a reducir el nivel de colesterol "malo" y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Propiedades nutricionales de las frutas

Las frutas son uno de los alimentos que constituyen la base de la dieta Mediterránea. Su valor calórico generalmente es bajo, ya que su componente mayoritario es el agua que constituye alrededor del 90 por ciento de su peso.

Son alimentos ricos en fibra, por lo que poseen un alto poder saciante, además, este contenido en fibra contribuye a prevenir el estreñimiento y ayuda a controlar los niveles de colesterol, así como la velocidad a la que los azúcares pasan a la sangre. Las frutas constituyen también una buena fuente tanto de minerales como de vitaminas, algunas de ellas con acción antioxidante, por lo que son alimentos que contribuyen a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares, degenerativas e incluso el cáncer.

 

Manzana

  • Son ricas en Pectina (buen aliada contra el colesterol y la diabetes), aminoácidos, ácidos, azúcares, fibras.
  • Desde el punto de vista nutritivo la manzana es una de las frutas más completas y enriquecedoras en la dieta.
  • Es rica en fibra, que mejora el tránsito intestinal y entre su contenido mineral sobresale el potasio.
  • Las extraordinarias propiedades dietéticas que se le atribuyen a esta fruta se deben en gran medida a los elementos fitoquímicos que contiene, entre ellos, flavonoides y quercitina, con propiedades antioxidantes.
  • La manzana tiene un bajo contenido de proteínas, grasas y sodio.
  • Ayuda contra el estreñimiento por su fibra y ayuda contra la diarrea si se ralla y deja oxidar, al oxidarse la pectina se hace presente. Limpia los dientes al comerla a mordidas, así como fortalece las encías.
  • Las manzanas son ricas en flavonoides y polifenoles. Éstos fitoquímicos reducen el proceso natural de oxidación, que puede causar daños en los tejidos, cáncer, problemas cardiovasculares y cataratas.
  • Los flavonoides en las manzanas inhiben la formación de placas arteriales y coágulos, reduciendo los riesgos de enfermedades cardiovasculares.
  • El consumir diariamente 1 manzana ayuda al buen funcionamiento del pulmón en personas de edad, además tiene efectos favorables en la presión arterial, tiene grandes beneficios en personas con cataratas y un sin fin de beneficios más para la salud.


Los Plátanos

  • Son ricos en potasio, vitamina B6, ácido fólico, carbohidratos, vitamina C, fibra, biotina, ácido fólico y fibra soluble.
  • El potasio tiene las propiedades de mantener la mente clara, especialmente en los ancianos, evita los calambres y es necesario para el tono muscular.
  • El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.
  • La vitamina B6, la cual se halla en los plátanos, es esencial para la pisión de las proteínas que ayudan a la formación de los nuevos tejidos y los glóbulos rojos.
  • Son muy nutritivos, por su riqueza en albúminas y carbohidratos, tienen cualidad purificadora y desintoxicante.


Las Fresas

  • Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol).
  • Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina, potencia la acción de la vitamina C), ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante), ácido málico y oxálico, potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad.
  • La vitamina C tiene acción antioxidante, al igual que la vitamina E y los flavonoides (antocianos), pigmentos vegetales que le confieren a estas frutas su color característico. La vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El ácido fólico interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis material genético y la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

 

El Kiwi

  • Es un extraordinario proveedor de vitamina C, aporta más del doble que una naranja, un kiwi cubre la totalidad de nuestras necesidades diarias en vitamina C.
  • Contiene alto contenido de fibra, es bajo en colesterol, fósforo, magnesio, cobre, calcio, hierro, potasio, sodio, caroteno, vitamina B1, B2, B3, B6, hierro y vitamina E.
  • El contenido de fibra de esta fruta la convierten en un excelente laxante. Esto hace del kiwi una fruta ideal para las personas mayores, que suelen ser deficientes en vitamina C y suelen padecer de estreñimiento crónico.
  • Su contenido en bromelina, enzima que facilita la digestión de las proteínas (que puede digerir varias veces su peso en proteínas en cuestión de minutos ayudando de esta forma al cuerpo en el proceso digestivo)
  • Beneficiosa para problemas digestivos, fiebres y afecciones de garganta.
  • Excelente protector para el corazón.
  • Tiene alto contenido en fibra.
  • El consumo de piña antes de comer ayuda a disminuir el apetito.
  • Actúa como diurético.


El melón

  • Es buena fuente de vitamina A, vitamina C, carbohidratos (sacarosa).
  • La cantidad de carotenoides betacarotenos protectores en el melón dependerá de la intensidad del pigmento anaranjado de su pulpa.
  • Tiene una gran propiedad como diurético.
  • Es de fácil digestión, y tiene un efecto de limpieza del tubo digestivo, por lo que es muy beneficioso, mineralizador y energético.
  • El 90% de su composición es agua por lo que posee un bajísimo poder calórico y es muy refrescante.


La Naranja

  • Rica en vitamina C, beta-caroteno y bioflavonoides: lo que convierte esta fruta en un alimento muy recomendado para la prevención del cáncer.
  • Contiene pequeñas cantidades de las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6 y E.
  • Bueno para los dolores de garganta y encías doloridas, así como para prevenir o combatir resfriados.
  • Excelente contra los problemas circulatorios y las venas varicosas al tener componentes que fortalecen los vasos sanguíneos.
  • Previene el escorbuto.
  • Rica en vitamina A, B1, B2, y C, también rica en sales minerales como el potasio, calcio y fósforo.
  • Tiene propiedades diuréticas, antirraquíticas y posee propiedades preventivas y curativas.
  • Esta fruta estimula el sistema nervioso, eficaz contra las convulsiones nerviosas, jaquecas, calambres, insomnio y depresiones deben tomarse al menos dos vasos grandes por día.
  • Las naranjas frescas son bajas en calorías y una buena fuente de fibra y potasio.
  • Laxantes por su celulosa y desinfectantes del intestino por su ácido cítrico, de ahí su insustituible utilidad en las enfermedades febriles de origen intestinal.


La Piña

  • Su contenido de agua es alto. Destaca su aporte de hidratos de carbono y de bromelina, una enzima que ayuda a la digestión de las proteínas.
  • A pesar de su sabor dulce, su valor calórico es moderado. Respecto a otros nutrientes, destaca su contenido de potasio, yodo y vitamina C. El potasio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El yodo es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroidea, que regula el metabolismo.
  • La vitamina C colabora en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. Dicha vitamina posee además acción antioxidante, su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal.


El Aguacate

  • Las grasas constituyen el principal componente tras el agua, por lo que su valor calórico es elevado con respecto a otras frutas.
  • Aporta una baja cantidad de hidratos de carbono y menor aún de proteínas.
  • En cuanto a la grasa, ésta es mayoritariamente monoinsaturada; el 72% del total de grasas es ácido oleico, característico del aceite de oliva.
  • Es rico en minerales como el potasio, el magnesio y pobre en sodio. El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.
  • Destaca su contenido de vitamina E (antioxidante, interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad) y de ciertas vitaminas hidrosolubles del grupo B, como la B6 o piridoxina, que colabora en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Tu personal trainer
y asesor nutricional y deportivo

652 818 282